miércoles, 17 de diciembre de 2008

El poder de las frutas

La principal virtud de estos alimentos no es el poder nutritivo sino el aporte de vitaminas y sales minerales. Presentan una amplia gama de sabores, colores, texturas y por lo que resultan apetitosas para la mayoría de las personas.

Las Frutas a todas horas del día seria ideal consumirlas por lo menos unas tres piezas al día, no hay mejor chuchería"En nuestra alimentación diaria,pero para ser sinceros no lo hacemos con frecuencia a menos exceptuando el consumo en forma de zumos envasados o en otros tipos de preparaciones pierden gran cantidad de sus vitaminas. En nuestro país las frutas que se consumen principalmente son las de "dieta mediterránea": naranjas, limones, ciruelas, cerezas, manzanas, peras, melocotones, albaricoques, uvas, etc.

Aproximadamente un 90% de la mayoría de las frutas está compuesto de agua. El resto se reparte en hidratos de carbono (la mayoría), ácidos orgánicos, vitaminas, fibra y sales minerales. Casi no contienen proteínas y grasas. Ecepcionalmente las ciruelas porque pese a su escaso contenido en proteínas, tiene un aminoácido que es responsable del efecto laxante.

Las únicas que contienen una cantidad valorable en grasas son el coco y el aguacate. Aunque la piel contiene fibra, la mayoría se encuentra en la parte comestible, por lo que no es imprescindible que nos empeñemos en comer la fruta con cáscara, y no corremos el riesgo de entrar en contacto con insecticidas.

Las frutas contienen gran cantidad de vitaminas, no por ello hemos de pensar que en las frutas están presentes todas las vitaminas. De esta manera, encontramos que no existe vitamina D en las frutas ya que esta es propia del sol. Las más importantes por su contenido son la vitamina C y la A, aunque también se encuentran vitaminas del grupo B1, B2, B6, B12. Algunas de las vitaminas en los siguientes alimentos:

1) Vitamina C: fresón, kiwi, fresa, naranja y pomelo.
2) vitamina A: melocotón, melón, ciruelas, albaricoque y cerezas.

Las frutas que aportan menos calorías son el melón y la sandía (25 Kcal por 100 gr) y, por el contrario, es el plátano la más calórica, con 100 Kcal por 100 gr.

Las frutas tienen un importante aporte en azucares no todas generalmente aportan azúcares simples, muy raramente en forma de compuestos como el almidón. Los plátanos son las frutas que presentan mayor contenido de azúcar, oscilando alrededor de un 20%

Pese a la creencia popular que deben comerse antes de las comidas porque de lo contrario "engordan", no existe ninguna evidencia científica que haga pensar en esto. Se pueden tomar a cualquier hora del día y son particularmente útiles para saciar el apetito entre horas, sin aportar excesivas calorías.

Un principio básico para conservar las frutas: guardar siempre en lugar fresco, a ser posible en la nevera. No deben congelarse. Tampoco deben guardarse durante largos períodos de tiempo porque la mayoría de las frutas pierden gran parte de sus propiedades, incluyendo las vitaminas. A esta regla hay una excepción: es importante saber que las ciruelas incrementan su contenido en vitamina C durante la maduración.

Cuando se conserva la fruta sigue adquiriendo todas sus propiedades con excepto por la vitamina C.

Los zumos son muy buenos porque son muy similares en sus propiedades a las frutas en fresco. Por tanto, suponen una buena alternativa a la fruta.

Caracteristicas de algunas frutas:
-Albaricoque: contiene muy poca cantidad de azúcares, pero es una fruta muy rica en carotenos, riboflavina, potasio y magnesio

-Ciruela: aporta muy escasa cantidad de calorías. Contrario a la creencia popular, no es de las frutas que más fibra aporta, su efecto laxante proviene de un aminoácido.

-Cerezas: es una de las más ricas en vitamina A y en contenido proteico, pese al bajo poder calórico que tienen.

-Melón: es una de las frutas que aporta un menor contenido en calorías: 25 Kcal por 100gr de fruta. Su proporción de azúcar es alta, aunque no llega al 5%

-Sandía: contrariamente a las creencias populares, contiene menos azúcar que el melón.

2 comentarios:

Ay, Que Rico Gourmet & Catering dijo...

Para poner en practica el consumo diario de frutas es importante tener en consideracion los siguiente:

Para una persona con diabetes es de suma importancia informarse acerca de la dieta que debe seguir, ya que de ella depende el control de la enfermedad. En esta ocasión entérese de la cantidad de azúcar que contienen las frutas, para que establezca un régimen adecuado y mejore su salud.

Una de las primeras preguntas que se hace quien padece diabetes es: ¿qué debo comer y qué no?, ya que es de vital importancia saber cómo controlar la glucosa en sangre (de 70 a 100 miligramos en 100 mililitros). La meta es mantener esta sustancia lo más cercana posible a los niveles normales, lo cual se logra elaborando una dieta que cubra las necesidades de cada caso.

Además de las restricciones en cuanto al uso del azúcar se refiere, también es importante que el paciente mantenga un peso cercano al ideal, ya que la obesidad está relacionada directamente con la presencia de glucosa; es decir, mientras más peso haya, más será la necesidad del cuerpo de consumir azúcar, por lo que las dietas deben estar encaminadas a controlar el peso, a la vez que mantener al paciente lo mejor nutrido posible.

En este sentido, alimentos como las frutas no están del todo prohibidas, ya que forman parte importante para el buen funcionamiento del sistema nervioso y para la obtención de energía, vitaminas, minerales y fibra. El punto está en cuándo comerlas y en qué cantidades; la fruta entera, por ejemplo, satisface más que el jugo, lo que se convierte en excelente opción para aquellos que necesiten perder peso.

De esta forma, el consumo de frutas puede combinarse, y algo muy importante: procure comerlas frescas y nunca con azúcar. A continuación le ofrecemos una lista de la cantidad diaria indicada de algunas frutas, verá que hay muchas que puede alternar en su consumo para que no se prive de su sabor, conserve buen peso y excelente salud.

Cerezas (crudas), media taza.
Ciruela (cruda, mediana), dos piezas.
Durazno, uno o ¾ de taza.
Fresas (crudas, enteras), una taza y ¼.
Granada, la mitad de una.
Higos (crudos), ½ taza.
Kiwi (grande), una pieza.
Mandarina, ¾ de taza.
Mango (pequeño), la mitad de uno.
Manzana (cruda), una pieza.
Melón, media pieza.
Naranja, la mitad de una.
Papaya, una taza.
Pera, una pieza o ½ taza.
Piña (cruda), ½ taza.
Plátano, ½ taza.
Sandía (en cubos), una taza y ¼.
Toronja, la mitad en trozos.
Uvas (pequeñas), 15 piezas.
En el caso de frutas secas, éstas también pueden consumirse; a continuación le proporcionamos la cantidad diaria recomendada para que el paciente con diabetes las coma sin ningún efecto negativo:

Pasitas o ciruelas pasas, dos cucharadas.
Ciruelas (medianas), tres piezas.
Dátiles (medianos), dos piezas y ½.
Higos, una pieza y ½.
Manzanas, cuatro rodajas.
Para la persona que sufre diabetes, la dieta constituye uno de los pilares para la conservación de una buena salud. Así que si este es su caso no olvide, además de las frutas mencionadas anteriormente, integrar a su régimen alimentos que le proporcionen carbohidratos (en forma equilibrada) y fibra, como pan integral, granos (arroz, maíz, trigo, centeno y más), pasta y cereal.

El médico debe diseñar cada dieta tomando en cuenta las necesidades específicas de la persona, ya que el objetivo es, por un lado, mantener un peso que se acerque al ideal y, por otro, controlar los niveles de glucosa en el organismo, para así evitar cualquier riesgo como consecuencia de la diabetes.

Olga dijo...

¡Muchas Gracias por el comentario tan amplio e interesante! Espero nuevos encuentros! Felices Fiestas! Olga